Introducción

El desarrollo e implantación generalizada de los servicios sociales a lo largo de las dos últimas décadas en nuestro país ha significado un avance muy importante en la atención a la población.

Los servicios sociales, por su inserción local en una comunidad y su carácter polivalente se han ido convirtiendo en punto de referencia y en lugar privilegiado de articulación de respuestas a las necesidades de una población. La complejidad de la realidad social ha llevado también a una especialización en respuestas, creándose los distintos niveles de atención: primaria y especializada.

La problemática que suscita el consumo abusivo de drogas ha generado una respuesta desde los servicios sociales que ha ido variando en el tiempo, desde Servicios Sociales Generales a Servicios Especializados. Utilizaremos la denominación de Servicios Sociales Generales para referirnos a los servicios sociales de nivel básico y primario que reciben diversas denominaciones en las diferentes Comunidades Autónomas (servicios sociales comunitarios, de atención primaria, etc..)

En este momento parece necesario realizar una reflexión sobre el papel que estos Servicios Sociales Generales desempeñan, teniendo en cuenta la dinámica propia de estos servicios en proceso continuo de cambio, así como la diversidad de desarrollo en las diferentes Comunidades Autónomas.

Esta publicación no pretende ser un "recetario" ni un tratado sobre drogas, sino más bien un instrumento de clarificación que, a partir de una reflexión ordenada sobre la práctica, estimule a los profesionales de los servicios sociales a reconocer su espacio de intervención en este tema. Pretende estimular y sensibilizar a los profesionales de los Servicios Sociales Generales, a asumir como propia esa necesidad de respaldo e implicación en la prevención y el abordaje de los problemas derivados del consumo de drogas. Los objetivos que se pretenden son los siguientes:

  • Redefinir los diferentes papeles que pueden jugar hoy los profesionales de los servicios sociales en la atención y prevención de los problemas derivados del consumo de drogas.
  • Sensibilizar a los profesionales de los servicios sociales sobre las posibilidades de intervenir y aplicar programas de prevención.
  • Adecuar conocimientos y modificar actitudes inadecuadas sobre el fenómeno de las drogas.
  • Ofrecer pautas de actuación para llevar a cabo estrategias idóneas de intervención.

Para su elaboración se ha consultado con numerosos profesionales de diversas CC.AA. que trabajan en este campo. Algunas de las aportaciones realizadas en los Paneles de discusión con dichos profesionales se recogen en el texto. En cuanto a los contenidos se estructuran en cinco capítulos bien diferenciados: Los dos primeros, más generales, abordan el fenómeno del consumo de drogas y su evolución histórica en nuestro pais tanto desde el punto de vista del consumo como de las respuestas institucionales y sociales.

Asimismo propone un marco multidimensional para la comprensión del problema. Por otro lado, se describe la dimensión comunitaria de los servicios sociales, destacando su ubicación idónea para pilotar planes globales, con participación de los diferentes servicios implicados y de la comunidad.

En los tres capítulos restantes se aborda el papel de los servicios sociales en los tres niveles de respuesta ante las drogodependencias: la prevención, la atención y la inserción social, tratando de superar perspectivas exclusivamente centradas en lo asistencial y procurando la clarificación de papeles para lograr una actuación coordinada con los servicios de atención especializados. Por último, como anexo, se ofrece al lector información sobre la estructura y las competencias del Plan Nacional sobre Drogas.

No pretende, con ello, ser un tratado exhaustivo de drogas ya que existen numerosas publicaciones específicas que estudian el tema en profundidad y a las que se remite en el propio texto a aquellos que quieran profundizar en el problema.